Loading...

miércoles, 16 de octubre de 2013

Sr. Rajoy, sus políticas nos empobrecen

Alianza Española contra la Pobreza – Cumbre Social

Carta abierta a D. Mariano Rajoy con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

El próximo jueves 17 de octubre se “celebra” el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Coincidiendo con esa fecha, las más de mil organizaciones que formamos parte de la Alianza Española contra la Pobreza queremos recordarle lo que usted mismo afirmó hace apenas unos días en la 68ª Asamblea General de Naciones Unidas. El propósito fundamental de sus acciones políticas, como señaló en la ONU, no es otro que el de “la defensa de la dignidad de la persona”. Entonces no le tembló la voz al afirmar el firme compromiso de su gobierno con el desarrollo humano y sostenible, con la justicia social y con la erradicación de la desigualdad y la pobreza a escala global.
Señor Rajoy, nos gustaría recordarle que la generación de riqueza a costa del empobrecimiento de millones de personas es un problema sistémico. Apoyar, facilitar o promover políticas que fomentan la generación de esa riqueza que empobrece nos hace dudar de la veracidad de sus discursos en los foros internacionales. También muchas de sus decisiones políticas, como los recortes en políticas sociales y de manera nunca antes conocida en la política de cooperación ―esa política de la que habló con orgullo en la ONU al tiempo que es prácticamente desmantelada―, o su falta de voluntad en promover una verdadera justicia fiscal, no sólo no contribuyen a la erradicación de la pobreza, sino que en gran medida contribuyen al aumento de las desigualdades, y no sólo en los países más “pobres”, sino también en el Estado que usted gobierna.
¿No hay dinero?
Alega usted que los recortes en las políticas sociales, en las políticas de cooperación, en las políticas de igualdad entre géneros, la austeridad impuesta en nuestros derechos económicos, sociales y culturales que está dejando en el umbral de la pobreza a miles de ciudadanas y ciudadanos, se deben supuestamente a que no hay dinero para cumplir a las exigencias europeas de poner un límite a nuestro déficit fiscal.
Sin embargo, según datos de expertos en la Hacienda Pública, el Estado español pierde 90.000 millones de euros al año debido al fraude fiscal, realizado en un 72% por grandes empresas y fortunas. El Observatorio de la Responsabilidad Social Corporativa afirma que 33 de las 35 empresas que forman el Ibex 35 tienen fondos en paraísos fiscales.
Su gobierno tiene mucha tarea por delante en este sentido, algo que ha de unirse a una firme apuesta de nuestro Estado por un marco de justicia fiscal global y el impulso de otras formas internacionales de recaudación, como el Impuesto a las Transacciones Financieras. Según los cálculos de la propia UE, si se aplicara este impuesto, España podría recaudar hasta 5.000 millones de euros, mientras que Europa alcanzaría los 35.000 millones, que podrían ser destinados a políticas sociales que garanticen los derechos de las personas.
Los Presupuestos Generales del Estado para 2014, así como el resto de políticas que su gobierno viene implementando en los últimos años, lejos de ir en esta dirección -en la dirección que usted mismo defendía ante Naciones Unidas-, no observa medidas ni para eliminar los paraísos fiscales ni para gravar más a los grandes capitales, ni siquiera se dota de medios a la inspección fiscal para perseguir a quienes defraudan. De nuevo los presupuestos contribuyen al empobrecimiento de las arcas públicas, al empobrecimiento de la ciudadanía local y global, creando y contribuyendo a un sistema cada vez más desigual.
Exigimos que su discurso aterrice, que luche firmemente y de manera real y efectiva contra la pobreza y la desigualdad, que persiga el fraude fiscal y ponga en marcha políticas redistributivas que no permitan que una minoría se enriquezca a costa del empobrecimiento de la mayoría. Es una cuestión de coherencia política y de políticas coherentes, no de dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario