Loading...

sábado, 3 de agosto de 2013

Limones (Alcalá de Guadaíra) debe dimitir tras el nuevo escándalo que suponen las dimisiones de otros dos edile

ScreenShot001(2 de agosto de 2013).- La deriva ideológica del equipo de Limones que durante mucho tiempo viene denunciando Izquierda Unida no está pasando desapercibida en el interno del Partido Socialista. Era vox pópuli que el sector más escorado a la izquierda de la agrupación socialista se tornaba más crítico con cada paso a la derecha que daba Limones. Crítica que derivó en el abandono del PSOE de la edil Laura Ballesteros denunciando el totalitarismo del actual regidor alcalareño y la pérdida de la mayoría absoluta del PSOE por primera vez en décadas. Ahora, un nuevo escándalo vuelve a sacudir los pilares del Ayuntamiento. José Manuel Rodríguez, hasta ahora concejal de Turismo y Medio Ambiente, y Ana Belén González, concejala de Educación, han presentado hoy su dimisión de manera sorpresiva, muestra de ello es que a varios concejales del PSOE los ha cogido de vacaciones fuera de la ciudad.
Para Izquierda Unida, con estas dimisiones se vuelve a demostrar la deriva ideológica del Partido Socialista con la gestión de Gutiérrez Limones, que ha adoptado una política de derechas en su forma de gestionar el gobierno local y esto, en un partido capitalista pero cuyas bases son de izquierdas, es un grave problema que está generando un desgobierno para la ciudad que afecta a todos los ciudadanos.
Para apoyar nuestras tesis, hacemos referencia al último pleno municipal, donde para sorpresa de propios y extraños, el PSOE votó en contra de la propuesta de Izquierda Unida de declarar Alcalá de Guadaíra ciudad contra los desahucios y fue aprobada sin embargo con los votos del Partido Popular, Partido Andalucista, Izquierda Unida y la edil no adscrita.
En Alcalá de Guadaíra el grupo socialista se ha postulado siempre contra las propuestas de izquierdas que se hacían desde Izquierda Unida, así, a diferencia de muchos municipios del resto del país, el PSOE ha votado a lo largo de estos dos últimos años en contra del bonobús solidario para desempleados, contra la eliminación de la plusvalía en casos de desahucios, contra la reparación de los problemas de la barriada Pelay Correa donde malviven 40 familias sin luz ni agua en condiciones infrahumanas, se postularon en contra de apoyar a la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui para que pudiesen traer a los niños del programa Vacaciones en Paz, contra diferentes propuestas enfocadas a la participación ciudadana, etc.
L a deriva ideológica a la que Gutiérrez Limones está condenando al Partido Socialista está generando que este sea el mandato más difícil desde que es Alcalde y probablemente el último. Desde Izquierda Unida entendemos que ya es hora de que Limones de un paso atrás y deje entrar savia nueva en su Partido. Que lleve tanto años al frente del consistorio está siendo un problema para Alcalá, y entendemos que ha llegado el momento de que presente su dimisión, no es posible que desde Izquierda Unida no podamos ni acordar una moción de carácter social sin que la ideología del equipo de Gobierno sea un obstáculo insalvable a la hora de aprobarla y hasta con el PP sea más sencillo. No es tolerable que la Junta de Andalucía legisle en favor de los trabajadores gracias a IU y en Alcalá sigamos sufriendo un gobierno dictatorial y de derechas disfrazado de obrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario