Loading...

martes, 13 de septiembre de 2011

“La planta de Reganosa es una bomba instalada en el corazón de la ría, que amenaza noche y día a la población”



Manuel A. Rodríguez. Carballeira es Presidente de A. C. Fuco Buxán y Coordinador del Comité CIdadan de Emerxencia para a Ría de Ferrol. La planta de gas de Reganosa, situada en el interior de la Ria en Punta -Promontoiro, Concello de Mugardos- entró en funcionamiento en 2007. La ubicación original estaba prevista en el Puerto Exterior (Caneliñas), litoral exterior de la Ría. Se ha escrito: “La planta de gas de Reganosa es una bomba en el corazón de la Ría de Ferrol que amenaza noche y día la vida de la población que vivimos en su entorno”. ¿No se exagera un poco?
La planta de gas de Reganosa almacena 150.000 Tons. de gas natural licuado (GNL) con un valor energético de 2.000 GW.h (1.800 kilotones), situada al lado de un complejo petroquímico que alberga a su vez 283.000 m3 de combustibles y sustancias químicas. Alrededor de la planta, en un radio de 2000 m, viven 7.000 personas. Las viviendas más próximas, que pertenecen al núcleo de Mehá, están a unos 100 m de la misma. En este núcleo viven 400 personas.
Por otra parte, los grandes buques gaseros que suministran a la planta tienen que transitar por un largo, estrecho y poco profundo canal, en determinadas circunstancias de viento, visibilidad y siempre en pleamar diurna. Esto implica una altísima probabilidad de que, en caso de emergencia, el gasero se quede encerrado en el interior de la ría como en una ratonera, amenazando con su carga a la población de Ferrolterra. Desde la puesta en funcionamiento de la planta, año 2007, el 25% de los gaseros tuvo que abortar la entrada en la fecha programada.
Este conjunto de circunstancias hace que la planta de Reganosa constituya realmente una bomba instalada en el corazón de la ría, que amenaza noche y día a la población que vivimos en su entorno.
¿Son tan importantes los impactos medioambientales?
La Ría de Ferrol, a diferencia de las otras rías, es bastante cerrada: se comunica con el océano por un canal y, por tanto, la renovación de sus aguas es menor.
La regasificación se realiza con un sistema de vaporizadores que usa agua del mar (13.200 m3/h/ 300.000 Tons diarias), que esterilizan a base de hipoclorito y devuelven a la Ría a -6º C, provocando la muerte de larvas, huevas, especies, plancton, rompiendo la cadena trófica. Ahora pretenden ampliar a 26.000m3/h.
Este sistema constituye un nuevo fraude pues, el proyecto inicial plantea un sistema de circuito cerrado, quemando parte del gas y sin utilizar agua de la ría. Pero, una vez conseguida la autorización, implantan otro “más económico.
La planta de gas de Reganosa se asienta en un relleno ilegal sobre la ría de más de 122.000 m3. La solicitud realizada en 1997 por Forestal del Atlántico - cuyo propietario era el promotor de Reganosa-, fue para rellenar 59.950 m3, aduciendo “la necesidad de la ampliación del Puerto, por el incremento de los fletes”.
En el relleno fueron enterrados los residuos de la actividad de deslastre, y, en vez de enviarlos para su tratamiento a la Planta de Somozas, se hizo un dragado de 250.000 m3 de áridos y un aumento del calado no contemplados en el proyecto básico de la concesión ni en la Declaración de Impacto Ambiental (90.000 m²). Una vez finalizado el relleno, se anuncia la ubicación de la planta de gas y Reganosa solicita una parte de la concesión marítimo-terrestre originalmente otorgada a Forestal. Esta estrategia de ocultación será constante a lo largo de toda la tramitación.
Los efectos perniciosos de los rellenos, de los vertidos químicos de Forestal y ahora del sistema de regasificación, no solo afectan directamente a los bancos marisqueros de Sta. Lucia, La Barca y Noville, anexos a Punta Promontoiro, sino al conjunto de un ecosistema como el de la Ría de Ferrol. No es casual la bajada del volumen de las capturas y del tamaño de las almejas que se registran en la actualidad. El marisqueo en la ría es la segunda “empresa” de Ferrolterra, que da ocupación a unos 700 trabajadores.
Otro efecto a destacar es la desubicación del yacimiento romano de Caldoval, levantado para facilitar la recalificación del suelo que albergaría la 2ª fase de la planta. Al final, esta recalificación no fue permitida por la Xunta pero el yacimiento ya había sido levantado.
Un resumen por favor.
La planta de Reganosa está acelerando la destrucción de la ría y contradice la estrategia de la recuperación de su potencialidad con otros usos más compatibles y sostenibles: turismo, deporte, marisqueo, pesca, etc.
Se ha hablado de ilegalidad. ¿Por qué?, ¿en qué aspecto se incumple la normativa vigente?
La planta de Reganosa carece de Declaración de Impacto Ambiental (DIA). Vulnera y es imposible que pueda cumplimentar las distancias suficientes a las poblaciones y lugares de interés natural o público, como requiere el artículo 12 de la Directiva 92/82/CE. Incumple las distancias mínimas de 2.000 m respecto a los núcleos de población previstas en el RAMINP (Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosa), en vigor en el momento de su puesta en marcha.
Su instalación al lado del Complejo Petroquímico de Forestal del Atlántico, añade el riesgo del efecto dominó que prevé el artículo 8 de la Directiva 86/82/CE y que no se tuvo en cuenta.
Incumple la norma EN-1532 que requiere que los buques gaseros cargados de GNL puedan, en caso de emergencia, salir al mar abierto rápidamente y por sus propios medios.
Incumple la norma europea UNE-EN-1473, así como el estándar norteamericano NFPA-59; en el caso de Reganosa, no solo no hay una zona de exclusión, sino que en el área colindante está el complejo petroquímico y cientos de viviendas.
Incumple la normativa del Plan General de Ordenación Urbana de Mugardos, la Ley de Costas etc etc.
Quedan claro los incumplimientos. Creo que el Tribunal Superior de Galicia ha dictado tres sentencias favorables a su reclamación y que hay contenciosos pendientes en Europa y ante los tribunales, incluido el Supremo. ¿Es el caso?
El TSXG falló por tres veces en contra de Reganosa. La empresa y la Xunta recurrieron ante el Supremo. En los dos primeros contenciosos, presentados por el Concello de Ferrol y la Plataforma de Vecinos de Mehá, el Supremo dictaminó la inadmisibilidad del recurso por estar dirigido contra un acto de trámite, no pronunciándose sobre el fondo del asunto, tal como había hecho el TSXG, al señalar la carencia de la Declaración de Impacto Ambiental.
Probablemente en el 2012 el Supremo se pronunciará sobre la sentencia del TSXG que anuló la modificación puntual del Plan de Ordenación y que sirvió de base para la licencia de obras. Los integrantes del Comité Ciudadano de Emergencia esperamos que, en este caso, el Supremo entre en el fondo del asunto.
En el frente judicial, el CCE seguirá recurriendo a todas las instancias, incluido el Tribunal de Estrasburgo. En estos momentos, tenemos presentados 8 contenciosos ante los tribunales. En el ámbito de la Unión Europea siguen abiertas las denuncias ante la Comisión de Peticiones y ante la Comisión de la Competencia.
¿Por qué razones algunos colectivos se oponen, ustedes incluidos, a la construcción de esta planta de gas en la ría?
A principios de la década de los 90, el Gobierno Central decidió la instalación de una Planta de Gas en Caneliñas, litoral exterior de la ría y donde se ejecutaría el Puerto Exterior de Ferrol, tras la realización de un riguroso estudio técnico de riesgos por parte de la prestigiosa empresa internacional MW Kellog, que descartó la zona de Punta Promontoiro.
El proyecto de la planta constaba de la pertinente Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y se le asignó a Enagas, por entonces empresa pública.
El Puerto Exterior de Ferrol se proyecta con el fin de albergar la planta de gas y demás tráficos nocivos y peligrosos (carbón, chatarra, etc.), liberando el interior de la ría de eses tráficos y eliminando el tránsito por el canal –dado su peligosidad- de los grandes buques cargados. Además, la planta de gas constituía un factor en la viabilidad económica del Puerto Exterior.
Tras la privatización de Enagas por el gobierno del PP, año 1997, ésta cancela el proyecto, circunstancia que fue aprovechada por el Sr. Tojeiro (promotor de Reganosa) para, con el apoyo del presidente de la Xunta, en aquellos momentos D. Manuel Fraga Iribarne, reubicar su construcción en el interior de la ría (Punta Promontoiro - Mugardos).
Cuando esa pretensión se hace pública, es el momento en que nos ponemos en marcha para oponernos. Hasta entonces, había existido en Ferrolterra un amplio consenso social y político en torno a la ubicación de la planta de gas en el Puerto Exterior, alejada de los núcleos de población, condiciones idóneas de navegabilidad para los gaseros, Declaración de Impacto Ambiental y suelo de propiedad pública debidamente calificado para esa actividad. Nadie se oponía a que Reganosa construyese la planta en el Puerto Exterior
Son, por tanto, el Grupo Tojeiro y el Sr. Fraga los que rompen con ese amplio consenso. No tienen más motivos que Tojeiro solo puede consumar el pelotazo en los suelos de su propiedad y la reubicación en Punta Promontoiro le sirve de paraguas para conseguir la ampliación de la concesión del complejo petroquimico que termina en el 2017.
Por cierto, ¿quiénes forman el Comité Cidadán de Emerxencia para la Ría de Ferrol?
El CCE surge para hacerle frente a las pretensiones de los promotores de Reganosa y ante la pasividad de las fuerzas políticas. Se constituyó en junio de 2001 por una serie de colectivos sociales y ciudadanos a nivel individual. Ante la ampliación del movimiento en 2004, se conformó la Asamblea Ciudadana, integrada por representantes de más de 50 entidades.
El eje de nuestra lucha es la eliminación de la amenaza de la planta, integrando a todos/as aquellos que, por encima de su adscripción ideológica, comparten esta exigencia del imperio de la Ley y la razón sobre los intereses bastardos.
A lo largo de estos 10 años, nuestra lucha ha pasado por diferentes fases, una primera para impedir la instalación y ahora, desde su puesta en marcha, para conseguir la paralización de su actividad, nociva, peligrosa e ilegal. El nivel de movilización ha variado, alcanzando su máximo en el 2007 cuando abortamos la entrada de varios gaseros cargados en la ría y con el encierro de los vecinos de Mehá en el Ayuntamiento de Mugardos.
Mantenemos nuestra lucha por la vida, la ría, la legalidad...Y por ello nuestro grito sigue y seguirá siendo: ¡ Planta de Gas Fora da Ría! Y batallamos por ello en todo los terrenos: judicial, administrativo, informativo y de movilización ciudadana, para lograr lo cual continuaremos realizando marchas, concentraciones -más de 100 realizadas hasta la fecha-, denunciando las entradas ilegales en la ría de los gaseros cargados con GNL.
Nuestro movimiento cuenta con la comprensión, el compromiso de los sectores mas avanzados de Galicia y está resuelto a ganar esta batalla.
¿Es necesaria una planta así en Galicia en estos momentos? ¿Cómo anda Galicia en temas energéticos?
Galicia es excedentaria en generación de energía eléctrica. A pesar de esto, para "justificar” la barbaridad de Reganosa, el Gobierno de la Xunta de Galicia apoyó el proyecto de construcción de 4 ciclos combinados - que consumirían el gas de la citada planta- sin tener en cuenta la previsión, que ya entonces existía, de la adaptación de las centrales térmicas de la As Pontes y Meirama para la utilización de hulla de importación, y sin analizar el crecimiento exponencial de las energías renovables.
Los socios de Reganosa, para obtener el VºBº de la CNE, se comprometieron a adquirir gas para 4 ciclos combinados; Unión Fenosa a construir dos ciclos en Sabón y Endesa otros dos en As Pontes. Estos ciclos tendrían una capacidad total de generación de electricidad de 1.600 MW y precisarían de 1.600 millones de m³/año de gas natural. Asimismo, el Grupo Tojeiro se comprometió a un consumo adicional de 500 millones de m/año.
De los 4 ciclos, solo 3 están construidos y el compromiso de consumo del Grupo Tojeiro no se ha materializado. Por otra parte, la ratio de utilización de los ciclos combinados gallegos -30%-, está por debajo del promedio estatal. La inversión en los mismos alcanzó los 700 millones de euros.
En los dos últimos años, la producción de la planta de Reganosa no llega al 40 % de la capacidad otorgada.
Hoy, lamentablemente, se confirma lo expresado por el Sr. Unda en el informe de la CNE, de 18 de Abril de 2002: “Con las infraestructuras gasistas, actuales y previstas, sería suficiente para alimentar 3 ciclos combinados, sobrando una capacidad de transporte por los gaseoductos sin necesidad de realizar la inversión de la planta de gas de Mugardos”. De ahí que demandemos a la Xunta la apertura de los gasoductos para el suministro de gas, tal como venia ocurriendo desde antes del funcionamiento de la planta.
La realidad ha demostrado que Reganosa forma parte de la burbuja energética que promueven las compañías del ramo y que pagamos los ciudadanos, en el caso gallego doblemente, a través de las tarifas -incremento constante- e inyección de recursos públicos por parte de la Xunta, de forma directa en Reganosa y financiándole a empresas privadas sus infraestructuras, para recibir gas de la planta.
Algunas voces han hablado también de corrupción. ¿Tienen fundamento estas críticas?
En julio de 2001 es firmado un Convenio de Colaboración entre la Xunta de Galicia y los socios de Reganosa, con cláusulas de confidencialidad, donde se decide la ubicación previamente a cualquier estudio de impacto ambiental y donde, el entonces Presidente de la Xunta de Galicia, D. Manuel Fraga, se comprometía a garantizar la viabilidad económica del proyecto mediante la fórmula de agilizar tramitaciones, subvenciones etc.. El muñidor de este convenio de colaboración fue el Consejero de Economía, Sr. José Antonio Orza, que a su vez compartía intereses con el Grupo Tojeiro, (siendo) socio de algunas de las empresas del Grupo.
La operación de transferencia de la parcela donde se asientan los tanques, de Forestal a Reganosa en el 2001, le permitió a Tojeiro embolsar más de 700 millones de las antiguas pesetas, según consta en el registro de la propiedad de Pontedeume. Asimismo, la transferencia de parte de la Concesión del relleno constituye otro pelotazo: en total cerca de 5.000 millones de las antiguas pesetas.
Para cubrir la escasa producción de la regasificadora, han abierto al margen de la ley “una nueva línea de negocio”, la participación en el mercado del GNL, utilizando la planta como simple depósito para trapichear en dicho mercado. Sirva al respecto el siguiente ejemplo: el pasado mes de febrero, el gasero SCF Polar carga en Mugardos 68.000 m³ de GNL para transportarlos a Italia (La Spezia). Un gas que, pocos días antes, había descargado el "Cheikh el Mokrani", procedente de Arxelia. ¿Por qué el gas argelino hace la ruta Orán- Ferrol- Xénova, que supone 4540 millas náuticas, cuando la distancia de Orán a Xénova solo es de 715 millas?.
En 1997, la Guardia Civil descubrió el gigantesco fraude del gasóleo "Operación Remolque", que consistía en importarlo diciendo que era para exportar, para así eludir el pago fiscal a Hacienda, pero realmente se vendía en el país. Pues bien, las instalaciones de Forestal eran la base de dichas operaciones; el fraude aún debe de estar siendo investigado por el juzgado. Todos estos datos están recogidos en el libro “ Muros de silencio. Corrupción y amenaza en la Ría de Ferrol. El caso Reganosa”, editado por Fuco Buxán en 2007.
Sí, la planta de gas de Reganosa es producto de un caso gravísimo de corrupción financiera y política, que además incumple la más básica normativa de seguridad industrial y medioambiental estatal y europea..Los problemas que plantea la Planta de Reganosa, resultado de la corruptela, son insubsanables. Por ello, la planta debe desaparecer de la ría.
La planta de Reganosa es ejemplo de un modelo de capitalismo salvaje, en el que una minoría, para conseguir el máximo beneficio, no repara en poner en peligro la vida de miles de personas o liquidar un ecosistema del que dependen cientos de mariscadores y sus familias.
¿Cómo se han manifestado las diversas fuerzas políticas gallegas hasta el momento? ¿Han notado cambios de actitud en los últimos gobiernos gallegos de diferente composición?
El origen de la reubicación de la planta de gas en el interior de la ría es producto de la complicidad de Tojeiro y del Sr. Fraga, presidente entonces de la Xunta de Galicia. A pesar de la oposición de un sector importante de votantes del PP, Fraga logró imponer la unanimidad en su partido, el más beligerante en la defensa de Reganosa. Otro sector de la derecha, que siempre se opuso y mantiene su posición, se nuclea en torno a IF "Independientes por Ferrol".
Por parte de las fuerzas de izquierda y progresistas, abrigábamos la esperanza de que, con la conformación del Bipartito, éste adoptara una posición de defensa de la legalidad, del desarrollo sostenible etc., ya que por parte del PSdeG-PSOE, en el Congreso del año 2000,había dejado clara su posición de defensa de la Planta en el Puerto Exterior. El BNG también había expresado su posición en la misma dirección; de hecho, el Alcalde de Ferrol del BNG apoyó la movilización y la demanda judicial contra Reganosa y se manifestó a favor de la ubicación de la planta en el Puerto Exterior.
Pero el Bipartito mantuvo una posición continuista a la de Fraga, recurriendo ante el Supremo las sentencias del TSXG en contra de Reganosa, contrariamente a lo que había hecho en el caso de los depósitos del Ferrazo en la Ría de Vilagarcía, ignorando la consideración de que el TSXG debía de ser la última instancia judicial. Asimismo, las cúpulas de ambas fuerzas políticas intervinieron en las organizaciones locales para hacerles variar de posición. Esta política de respaldo a la Derecha, a la postre, les costaría la pérdida del gobierno.
Aparte de IF (derecha local), solamente Izquierda Unida ha mantenido una posición de apoyo a la movilización social en contra de Reganosa. 
¿Qué alternativa proponen ustedes? ¿Que no se construya nada y ya está? Imagínese que yo argumento así: o planta y pequeñas desastres, o nada y más paro; lo primero es la mejor opción entre dos males.
Tras cuatro años de funcionamiento, puede constatarse que Reganosa como proyecto económico ha resultado un fiasco. Pagamos 60 millones de euros al año por una instalación ILEGAL, PELIGROSA, DEFICITARIA E INNECESARIA. No existe motivo alguno que pueda justificar mantener operativa una nociva planta de gas como la de Reganosa, que supone, además de una amenaza para la población, un alto coste medioambiental, económico y social. Nosotros demandamos la apertura de los gasoductos de Tuy y Llanera, sin actividad de entrada desde la puesta en servicio de Reganosa, ya que tienen capacidad suficiente para suministrar gas, tanto para las centrales de ciclo combinado como para el consumo convencional.
Finalmente, si no ando errado, usted es el presidente de Fuco Buxán. ¿Quiénes forma parte de este colectivo? ¿Cuáles son sus finalidades?
Efectivamente, actualmente soy el presidente de Fuco Buxán, una asociación sociocultural, no partidista, democrática y participativa en la que entendemos la cultura como una herramienta para la transformación social. Forman parte de este colectivo hombres y mujeres de una izquierda plural. Desarrollamos nuestro trabajo en diferentes áreas: Movimientos Sociales, Memoria Histórica, medioambiente, inmigración, bienestar social, mujer y juventud, encuentros con la información, artes plásticas... Editamos la revista, "Razón Socialista", con carácter semestral, tenemos un programa en Radio Filispim (medio alternativo), llevamos editados 12 libros, sobre todo, referidos a la recuperación de la Memoria Histórica, en particular al papel del Movimiento Obrero durante la lucha antifranquista. Somos una asociación que promueve el debate, la organización y movilización de la ciudadanía para defenderse frente a los ataques de las políticas neoliberales, defensa do galego, contra las guerras (Irak, Libia) o como expresión de solidaridad: Palestina, Honduras etc.. Con otros colectivos, estamos integrados en: Comité Ciudadano de Emergencia para la Ría de Ferrol, Foro Social Galego, Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública, Plataforma Queremos Galego, Plataforma en Defensa del Agua como Bien Público etc etc. Hemos promovido y participado en la Asamblea Estatal de las Mesas para la Convergencia, y más recientemente en la constitución de la Red para la Convergencia Social de Ferrolterra. Plaza Pública .
Hoy, cuando vemos la amplitud de la movilización ciudadana, a raíz del 15 M, vemos cómo empieza a cuajar una de nuestras máximas aspiraciones cuando en 1999, fundamos Fuco Buxán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario