Loading...

sábado, 25 de junio de 2011



25-06-2011

Convocatoria a referéndum YA



El M-15 está necesitando una victoria democrática contundente, y debemos aprovechar las experiencias recientes de Italia, Islandia y Eslovenia para proponer ya mismo una serie de referéndums vitales en todo el territorio del estado. Hay que demostrar dónde están las verdaderas mayorías y desactivar el discurso oficial de que es mayor la cantidad de gente que los votó en las últimas elecciones municipales que los que protestan en las plazas y en las movilizaciones.

Lo más interesante, creo, puede ser armar una lista de propuestas para una convocatoria a posibles referéndums, que cada quien firme aquellas con las que esté de acuerdo, y que veamos luego qué propuestas recaban las mayores adhesiones entre la población. Por ejemplo:

01- Convocatoria para una Asamblea Constituyente SI / NO
02- Aplicación del pacto del Euro SI. / NO
03- Fin de los desahucios SI. / NO
04- Abolición de la monarquía SI. / NO
05- Prohibición de los transgénicos. SI / NO
06- Participación en la Guerra de Libia y Afganistán. SI / NO
07- Fin de la energía nuclear. SI / NO
08- Privatización de las cajas de ahorro SI / NO
09- Devolución del dinero para los rescates a los bancos SI / NO
10- Democratización de los medios de comunicación SI / NO
11- Presupuestos participativos SI / NO
12- Modificación de la ley electoral Si / No
13- Derogación de la ley de extranjería SI / NO
14- Revocabilidad de todos los cargos SI / NO
15- Aumento de la edad de jubilación. Si / NO
16- Sueldo de mil euros para todos los cargos políticos SI / NO
17- Nacionalización de la banca SI / NO
18- Derogación del Plan Bolonia SI / NO
19- Derogación de la Ley Sinde SI / NO
20- Derogación de la Ley de Partidos Si / NO
21- Implementación de una Renta Básica Universal SI / NO Etc.

El SI / No aquí no hace referencia a la respuesta a esta pregunta, sino a la necesidad de convocar o no a un referéndum sobre el tema. Las tres o cuatro propuestas que finalmente susciten mayor adhesión, elegidas por mayoría de firmas, se pueden transformar automáticamente en nuestro programa central a corto plazo, por lo que no deberían ser Iniciativas de Legislación Popular (ILP), que fácilmente pueden voltear luego los partidos del sistema en el parlamento, sino una enorme presión popular que pase por arriba los acuerdos partidarios en las legislaturas y fuerce al ejecutivo a aceptar la convocatoria a referéndum antes de que termine el 2011. Tampoco deberían ser planteados como referéndums consultivos, sino vinculantes.

Habría que averiguar qué cantidad de firmas son necesarias en otros países, pero en un estado de la población de España, un millón de firmas deberían ser suficientes.

En la última movilización, la del 19-J, reuniendo las diferentes ciudades, hubiese sido fácil juntar un millón de firmas para éstas u otras propuestas... en un solo día!! Por eso, sería interesante no desaprovechar las movilizaciones que se desarrollarán en julio para poner a nuestros empleados del gobierno ante la obligación de aceptar las decisiones democráticas de sus jefes, o sea de nosotros. Los participantes de las movilizaciones que simpaticen con algunas propuestas, pueden encargarse, tras las movilizaciones, de recolectar firmas por sus barrios o pueblos para someter estas propuestas u otras a referéndum.

Antecedentes recientes

Los gobiernos de Bolivia y Venezuela se sometieron a referéndums revocatorios a la mitad de sus mandatos, mediante los cuales la población los podía destituir, aunque aún no hubiesen cumplido su periodo. En agosto del 2008, Evo Morales fue reafirmado por el 67 % de los votos, pero dos de sus opositores que gobernaban La Paz y Cochabamba, perdieron los referendos y tuvieron que renunciar.

Islandia ya decidió, en dos referéndums, por el 93 % y el 60 % de los votos respectivamente, que la deuda de los bancos islandeses con las aseguradoras holandesas e inglesas no la pagaría el pueblo islandés, sino los que la habían contraído irresponsablemente, sin consultarlo antes a la población. Sin duda, uno de los mejores ejemplos acerca de cómo ponerle freno a la socialización de las pérdidas por parte de los grupos financieros.

Los italianos hace unos días tuvieron también una victoria contundente, juntando un millón cuatrocientas mil firmas para someter a referéndum la energía nuclear, la privatización del agua y la impunidad de los cargos electos que hasta ahora podían no presentarse a declarar a los juicios con excusas de agendas de gobierno. Berlusconi les había recomendado que se fueran a la playa y hasta se pasaron noticias falsas diciendo que iba a ser un día de sol para que la gente no fuera a votar, pues se necesitaba el 50% del padrón. Fue a votar el 57 %, de los cuales el 95 % votaron lo que el gobierno no quería. Un triunfo histórico.

En Eslovenia, el parlamento había aprobado una reforma laboral y la presión popular logró la convocatoria a un referéndum, donde luego rechazaron esa reforma con más del 80 % de los votos. Ahora están por votar la reforma de las pensiones.
En resumen, nos gobierna una ínfima minoría que no comparte en nada ni el estilo de vida ni los intereses de las mayorías, y ya es hora de que esto quede claramente en evidencia para todos. Necesitamos para ello pasar a una nueva fase de victorias populares e ir construyendo sin más dilaciones una democracia real y directa, profunda y participativa, repleta de debates entre los ciudadanos, referéndums y consultas vinculantes. Llegó la hora de una segunda transición.
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario